Antonio Silva Fuentes

De La Siega, la enciclopedia libre.




Matria

la ópera fue ensayada día y noche, una pieza
sentimental para los comensales
una pequeña ventanita de cholguán y visillo color
muerto permite al lector fisgonear – y porqué no reír
de la india travestida de selva lírica.


Yo no elegí el operático decorado de la cordillera
pero
pinté de sal y rosa los Andes
para contemplar en él, el blancor de una patria,
Me vestí con los atavíos de mi madre.
Me saqué los ojos para nombrar
Edipa santificada de coronas
En la ceguera vi a la india que cuelga de mis vértebras,
loca que ejercita en mapuñol
            el celular corro de las soledades.

¿Cómo comprender el pajaral canto de tu boca en el níveo anonimato de las palabras?

¿A quién preguntarle por el sur o el norte?.


He inventado una patria para los despatriados,
            mi pequeña ítaca, mi futura lengua
Para el ignoto fulgor que vibra en ventanas tapiadas,
Para el hechizo que una mujer despliega en la finitud de las tiendas
Para la carcajada cesante en la fugacidad de un atardecer alcohólico
            en un tempo áfono y áfasico
Para el cuenco donde las cosas caen y,
donde cada sentido riza la concavidad de un cuerpo
Para la pequeña distancia de tus huesos
que imita un futuro día blanco Blanco
de mi memoria
Para el espejal gesto de tu mano en la trenza de la selva
Para la disposición de lo bello;
el oxigeno de tu boca sobre

el pelaje de mis dedos
Para tu cabeza india

Ramera Amancebada de sol Azteca
Ona Maya Zapoteca araucanita
Quechua Aimará Naguatl
De sangre mi vestido jamás americana
                     Huk Indiapa Minueto
            Trompanne Gapachacun Tzay Ichisaj Selvapita Uchkunkaj








Zapatos de campesina

Adornada con la pobreza
de su vestido
Como en un film Italiano
En sonora banda de hambruna
Una trenza de amor que en rufulo indiaje
Deviene A B E C E D A R I O

En el fosforescente amanecer de una plaza
Todas tus indias todas tus madres
Una lumbre hispana
sombreada de banderitas de los Andes

Una musiquilla de críos en el pliegue de los zapatos
La cosmética de un día cansado

Yo fui elegida Miss esperanza
en la primavera de 1970
A la mañana siguiente mi corazón
es un charco


Tu nombre es una huella dactilar
en la ventanilla de un banco

La molka borró mi cuerpo


Comillas alambricas
en la crin azabache
Tu pequeño nombre
en la única calle que amaste

[ al costado de una carretera
   mis zapatos son una jitanjáfora]




Bungalow

                     [ Geometrías de un sueño ]


“CUANDO NIÑA SOÑABA CON SER
LA SIRVIENTA DE UNA TELESERIE MEXICANA

                     - (muchacha italiana viene a casarse) -

AQUÍ LOS RESTOS
PARADA EN CUATRO TABLAS
EN CUATRO BOCAS CUATRO
QUE PREFIGURAN UNA CASA
UNA MEMORIA

CARDUMEN DE CHOZAS
ENDEUDADAS HASTA EL BRASERO DEL ALMA
DIGNOS PERO DIGNOS

                  SERVIU ES LA CATEDRAL DE MIS HERMANAS

LA DOMINGA TERMINÓ CON EL CORAZÓN HECHO GREDA
LA MIKAELA DESAPARECIÓ BAJO LA DENTADURA DE LAS
                                                               BALAS

TAN ORGULLOSA
NO FREGARÉ EN UNA ARTESA MODERNO FREGADERO DE CEMENTO
LA SANDRA TENDRA SU ÚNICA SOLA EN LA PIEZA SOLA LA SANDRA

TANTO TODO ME CUESTA TANTO
ORA PUEDO SENTARME TRANQUILA A RIZAR GUAIPE



LA TELESERIE
LA EXTENSA GEOMETRIA DE UN SUEÑO


TAN ORGULLOSA


            LA COCINA 2X1
            LA PIEZA DE SANDRITA 2X2
            2X3 EL LIVING COMEDOR
            LA MARQUEZA ME CABE JUSTO EN 3X2
            EL BAÑO 1X1 ¡ Y CON TAZA DE LOZA ¡
            EL PAISAJE LO PINTE EN EL CALLAMPERIO


LA CASA; MI BELLA Y FUGAZ ESTADÍA


                  SERVIU ES LA CATEDRAL DE MIS HERMANAS “







© Antonio Silva Fuentes (Derechos reservados. Ver Aviso Legal).

Volver a Poesía del fin del mundo: 97 poetas chilenos con vida.