Carlos Ernesto Sánchez

De La Siega, la enciclopedia libre.




De Tengo una pena contigo... pienso en macho (2004).


I
Sábado 17 de Noviembre de 2001 / 23:21

Estoy cansado
                    tengo sueño
sed
     sed como si viniera saliendo
                    de la tortura.

Y vengo de haberme descrucificado
                    Bajé de tu sexo
                    Solté tus labios

Desenredé nuestras piernas
                    Boté los preservativos.

Y volvimos a la carga
                    con el pollo que preparé
con pisco, limón, aliño completo
                    mantequilla
al horno, mientras bebíamos cerveza helada.

Tengo dolor
                    mi cuerpo no está
                    hecho para ti.
Pero me entrego, resisto, me quejo y susurro.

La noche
     Empezó a las 23:30
Hasta las 4:00 de la madrugada
     Ahí dormimos.

Sin preguntar
     Ni prometer nada
Un beso simple, acurrucados en espera del día.








IX

(A Rodrigo, con ternura)

Hablé la noche
                              por teléfono contigo
Estuvo ausente
                              el clima que ha sido
                              cabrón esta semana.
                              (primera del mes de diciembre)


Lloramos
                              varias veces en la noche.

Pusiste un tema musical
que jamás supe quien canto
                              marco perfecto
escena total de deslumbramiento maraco
                              llorado
                              erótico (paja incluida)
                              recuerdos de otros hombres
                              otras poses.

Dije
                    te amaría
                              y tus 20 años bailaron
en la escena desnuda
                              susurros, quejidos, olores.

La noche
                              No hueveó una sola estrella
                              silencio, oscuridad

Sin conocerte lloré por ti.

Así se ama
                              en las noches mariconas
                              del chat telefónico.

Es hora
                              se apaga la luz
                              colgar el teléfono
                              mirar por la ventana.

Hoy alguien lloró por mí.








De Me arrepiento de mi noche (inédito).


                              No huelo
                                        tu cuerpo
                                   Dios
Encerrado en una hostia
no tienes vida sino hay perfume
                                        y acaricio tus tetillas

Eres hombre
                              supongo.








No esta aquí
                                   dijo el ángel
                                   a las mujeres

                    Y he clavado
                                        las uñas en la tierra
                                                            buscando
Todos te llaman
                                             imploran
                                                  suplican
                    y
                         encuentran olor
                                   a eucaliptus
                                   tierra removida
     &en los amaneceres
                              cuando vuelvo a casa
                              con olor a sabanas de hotel
                              y palabras que evoco
                              en los días tristes.








Lanzo botellas por la ventana

                              y latas vacías de cerveza
que no tendrán resurrección
                              aun sea noche de San Valentín

Bebo
por el que se durmió en la plaza
                              y nadie le probó el zapato de cristal
ni un mísero condón
                              anidó como pertenencia, regalo en noche de San Valentín

Me emborracho
escarbo basura, detengo mis años en el Carabinero
que podría hacerme suyo
                              para olvidar
                              y que vuele la noche
                              ahuyentando tedio y calentura

Es silencio oscuro
                              donde otros hablarán de amor
Bebo
          gustillo amargo, helado, embriagador
no tengo cigarros
  y el humo lo evoco, porque fumando espero
                         al hombre que yo quiero
                         y mientras fumo mi vida la consumo

Alguien dijo
                    es noche de amor la musiquilla
                    de Chavela Vargas
hace mierda mi estómago, recuerdos, llanto el susurro
                    de tu nombre
                    que solo a mí
                    sabe a vino
                    cerveza
                    charqui
y mi lengua en tu culo para gemir y vivir


                    Bebo
                    Solo
          aunque mis latas y botellas
               amanezcan arrugadas
                    abajo
                    de
                    mi
               ventana






© Carlos Ernesto Sánchez (Derechos reservados. Ver Aviso Legal).

Volver a Poesía del fin del mundo: 97 poetas chilenos con vida.