Carlos Trujillo

De La Siega, la enciclopedia libre.




POEMAS/PALABRAS


Escondido en la letra que es mi cara

No dejo de sentirme un ave rara.


BRASA

Arde en su signo
Quema en su misterio
Ilumina esta noche que es mi día
Me lleva a mi otro día
Que también es aquí
Cuando me escribo








BORRONEO

Borroneo esta carta sin remitente cierto
Para un destinatario sin nombre
El único respiro que alza el vuelo
Es la palabra
Que cabeza gacha
Va hilvanando y nombrando
Lo innombrable
Como garza que vuela y hace cielo.








AQUÍ Y AHORA

Un poema largo largo que no parta ni llegue
Presencia en presente ante tu ojo lector
Como si ese ojo y tú fueran el poema
Haciéndose y rehaciéndose en presente
No importa que por las calles a esta hora
Havertown, Pensilvania, diez veinte de la noche
Pasen sombras y luces
Automóviles pasen como luces
Del presente al presente
Inmóviles y alados en ese movimiento
Como este poema alado que eres tú
Y es tu ojo lector
Y es la pluma que escribe en presente
Este presente que se hace y se descubre
Y llega ahora mismo
A ti lector-ojo-poema-presente
Que te lees.








CACHORROS

La palabra se me allega a veces en la noche
Como un cachorro sin amo
Me olfatea por todos lados y la olfateo
Yo mismo como un cachorro
Tras años de repetir este rito
Nos reconocemos el olor a millas de distancia
Cachorros sin dueño nos buscamos
Y hacemos del coro una única e inconfundible voz
Que se olfatea a sí misma
Al olfatear el mundo.








LA PALABRA Y SU PERRO

Cómo va la palabra y su gato
Cómo van sobre la hoja la palabra y su gato
Ronroneando y mirándose a los ojos
Por los que entra el mundo y se renueva
Cómo van el aire y el tiempo alisando sus pelajes
Cómo va la palabra y su perro
La palabra que no es ciega va con su perro que olfatea la luz

No hay silencio ni duda que no se muestren por su olor
Sólo hay que olfatear en el lugar preciso -- dice el perro
Y la palabra callejera que todo lo sabe
Asiente y queda un rato
Como si fuera un perro
Moviendo la cola por si acaso.






© Carlos Trujillo (Derechos reservados. Ver Aviso Legal).

Volver a Poesía del fin del mundo: 97 poetas chilenos con vida.