Diego Alfaro Palma

De La Siega, la enciclopedia libre.



De There’s no time for love, Charly Brown (inédito).


Siempre


There’s no time for love

No hay tiempo para el amor, Ovidio,
déjate de bobadas;
ahora, alejado de los goces de Roma
da por perdido lo perdido.
El amor no es amor
y aférrate al mástil
que la nave naufraga,
que no hay Dios
bajo el mar ni sobre el cielo
que se lamente por tu plegaria.
Te han quebrado el corazón
no insistas
sólo enmudece y aprende
deja de lado tus tablas
y que el silencio y la tormenta
dirijan tus velas.




Todos los días de 1910

Todos los días de 1910
Rupert Brooke solía trotar
sobre tierra inglesa
y al atardecer
sobrecogido como
un tímido huésped
se refugiaba
junto a las ventanas
acompañando los últimos
rayos de luz
con la lectura
de los versos de John Donne.
Como todo vecino
de esa gran ballena
que es Inglaterra
gozaba de una taza
de té a las cinco de la tarde
amaba la desmemoria
de las sábanas por las mañanas
y el beso cálido de las almohadas.
Partió como soldado,
olvidando su paraguas
tras la puerta,
para dejarse atrapar
por la gran red
de la muerte
oscureciéndose en un sueño
al borde de una playa
navegando soberbio
sobre desconocidos
mares sin retorno.




© Diego Alfaro Palma (Derechos reservados. Ver Aviso Legal).

Volver a Poesía del fin del mundo: 97 poetas chilenos con vida.