José Ángel Cuevas

De La Siega, la enciclopedia libre.




De Lírica del edificio 201 (2007).


POEMA 49

(Yo) nací un día que dios estuvo enfermo
un día que dios se mejoró
amanecer hermoso de este mundo.
Nací en el pobre Chile
Que no sé lo que es.

A lo lejos se oía una música
voces de gente que iba por la calle. (Yo) miraba las casas
desde el balcón/ el río.
¡La vida ha sido tan vertiginosa! Las escenas corren.
Cierto es, que se puede ver el universo en un grano de maíz,
la eternidad mirando las grandes cordilleras
                                                  antes que amanezca.
(Yo) andaba siempre por el cielo, fui empleado de oficina
veía pasar hordas de oficinistas y dependientes como (yo)
fumando. Nací en el pobre Chile.
El sangriento Chile/ yo comía pizza y miraba
tardes enteras el bullir de las calles
desde mi trabajo.








POEMA 65

Dormir en un barco que flota
encima del jardín/ lugar desconocido
Y echarse allí/ a soñar/ tocar con los dedos/
campos o montes de Chile.
Que abajo ruede el mundo/ un viento blanco y frío
en el barco.
El jardín a la deriva








INSTALACIÓN DE UNA VIDA

Pudiera ser una vida de judío Popeliuscka que luce
vacía como un palo en la cabeza
días y más días de pie en el paradero 15 ½ de gentío
inserto en las trágicas conversaciones de la época nihilista
multitud que para en los Mall Parabellum
luce y brilla, pero en los hornos crematorios.

Allí cayó Poniachik con bajos ingresos
“viví situaciones poblacionales con la
cabeza ardiendo en los ojos vacíos de los pasajeros
sus gorras bacanes"
Es porque tragan y beben televisión, grandes desgracias
terremotos que cada cual
vive en su cuerpo/ premios, concursos.
Se sabe lo que pasa en la vida :
etapas de Invierno inclemente/ una sensación de ahogo
Al atardecer por la calle Marcos Pérez
hordas de arrastrados que la circundan/
bacán bacán terrible bacán con sus gorras echadas
hacia atrás/ el sol les cae inmisericorde/ se siente miedo
al volver/ que no haya nada/
Que todos estén trágicamente fallecidos.








HOMENAJE A ESTE DÍA

Tomo mi café con pan
miro una camisa, la casa polvorienta
discuto con mi cónyuge
como cada tiempo, cada noche.
Salgo,
viajo entre el polvo de la calle inoficiosa
llego a la ciudad
llevo un certificado, unos papeles.
Se oyen cantantes, limosneros, leprosos, tuertos
cojos, falsos mudos. Me siento en la ventana,
reparo una mesa pego unos clavos hago todo
lo que debo hacer en los tugurios
del Gran Santiago ardiente y llovido,

mi ánimo no es bueno
pero sigo caminando
me duele un pie tengo pena
pero entro a un edificio
discuto
voy a oír una charla sobre alguien
que conoció a de Rokha
regalo un libro tomo cerveza
tomo vino/ fumo.
Se hace tarde
Vuelvo en otro bus
todos van ebrios/
voy mirando la luna llena las calles negras/
todo está en la oscuridad, está vacío
ladran los perros
llego a mi cama
me acuesto
Sueño que voy por otra vida.








POEMA 37

A todos los muchachos de clase media baja les escribo :
les traspaso mi mierda mis recovecos les traspaso barrios enteros.
Una noche entrando al Hotel Majestic/
muchedumbres entre la polvareda que llama a Nuestro Señor.
Son gente post, gente sin militancia gente tonta de arañones moretones
pero también gente que se va a su casa toma té
Ve televisión días enteros.








POEMA 21

Aquí desde esta misma pieza destripada
corre el mundo/ encima de la mugre y las montañas chilenas.
Amanece.
El codo empieza a lamentarse
a zaherir porque entra frío
se representa la vida a tumbos.
Es el viento o el silencio de las calles.
No murió/ dicen/ pero ¿cómo?
Si no hay casi destino en esta pieza.
Se arregló los dientes por lo menos.
vergüenza del sí mismo con sus zapatos
cafés rotos abajo.
¿Pero qué se pudo haber perdido desde micros en tinieblas?/
por la mísera urbe de estos períodos
acostado sobre una montaña de deshechos
borracho a la distancia
y caer como mal árbol
sobre su cama de madera/ internarse en los sueños
edificios.
O con la familia recorrer los campos.






© José Ángel Cuevas (Derechos reservados. Ver Aviso Legal).


Volver a Poesía del fin del mundo: 97 poetas chilenos con vida.