Josemári Recalde

De La Siega, la enciclopedia libre.





MUNDO NUEVO: VIVIR NUEVO
(también llamado de América o de las Indias Occidentales)



Apenas todo ha nacido
y es porque siempre ha sido
en el Perú o en España,
Madagascar, Panamá,
Nueva Zelandia y Ceilán.



Es la niñez un jardín
que nos puebla hasta el nadir.



Es la sombra, es el sí
es el vivir y es el partir,
es el quebrar, es el morir.

Si heridas sufrió mi corazón
dolerse ha.

Una brisa fresca
nos habla de algo verde,
algo celeste, algo sublime,
algo que aún amarillea y que mana y borbotea.

Es esa luz de eternidad que se promete.
cuando que ha llegado la hora
en que el futuro
coge por culo al pasado
lo saborea y devora
de amor hasta fundirse en él: el no tiempo:
la nadidad de la vida.
Cuando discurren
Y yo puedo decir
que así como hay comienzos de comienzo,
es posible también que éste dure más que sí
o que yo tome
prestados unos picómetros brillosos
para hacer de ellos
guirnaldas amarosas: los recuerdos.

¡Pero es tal el comienzo!
Y vuelve a ser y en él se es.

Abre el año abril
y así como un Tchaikovski se nos llegan
sus cuatro estaciones, sus solsticios,
sus doce meses.

Como una mazorca grana
sus días uno a uno el año.

Septiembre lo hará madurar gracias a un siete;
Octubre lo enochará
Y el novembro lo noviembrará
El nueve es como un sostén:
es mesurada graveza y es canción.
El diez corona los doce
de agregados relatos,
luz bullente en una pulpa hermosa
del grande fruto logrado.
en esa misma nada surtidores y es todo
para el señor hombre, el rey.

Allí nacemos cada día de entre el barro.
Allí fue que sufrimos el fulgor divinal
Y hasta aquí hemos construido:
tiempo histórico:
y todo sigue igual,
todo está normal.
Una forma de escribir poesía.
O poesía escrita
El azulor que vibra en derredor
en nos la perfección conmueve.
Vibrará el menigiare en el parterre;
larga ilusión para la tarde estrecha como un vagón.
Hoy el sol tamizan los glacés azules.
Alguien asoma entre rojeces
y la noche aguarda: es ya la noche,
la clara, alta y serena noche,
miríadas y pléyades: semilla.
es vibración lo que dimana y siembra,
lo que se relaciona: la aurora: la noche.

Es el sol de medianoche
a mis espaldas
es el sol que requiere a la luna
sacro espejo que refracta
como refractar querríamos
cada sol, cada luz, cada luna reverberante
El buenasnoches temprano
O el buenastardes granate de la noche primera.

Es la tarde aún en la noche.
Es el día que empieza
aún cuando ya ha empezado
y así se allega su SER.
Aún estamos empezando.
Aún América empieza y es digna y es joven y nueva,
la América de Martí, la de Rodó, la de Reyes,
una América cierta e inconmensurable,
un abrirse vagones y retablos,
liberarse en ríos en plazas o corrales,
derramarse chorreantes de velocidad avenidas:
                                    las praderas,
                                    las pampas,
                   El Canadá, Groenlandia
Taboga, San Blas, Puná,
hábitat de la mariposa y del jaguar.

Se reproducen estados, proliferan lo múltiple, y el múltiplo.

Las esclusas se abrieron para mí: me anegue esta agua.

Puedo llegar en el ferrocarril volátil.
Puedo unificar series y volver a lo simple:
                        América-ferry, pasaporte.

Es el pulmón de la Tierra: su hijo joven.
En ella todo verdece y no se agosta,
Todo en ella mana pureza y bondad,
como bondad y pureza tienen facundos choclos
o retumbantes como crecen raíces de tubérculos telúricos:
                                                América América,
                                                América argentina
                                                América colombina
                                                América latina
                                                Lacio extenso
o brotan dulces las cañas bien nutridas
         plateados platanares plata
         cardúmenes innúmeros, marítimos, palustres,
         de inacabable nombre;
                  Amor América.
Gran continente ácueo en que naufraga
                                    cuál entrega
para solaz de las respiraciones aun del vientre:
América, doncella palpitante,
joven padre: casa monumental.
Palacio de libertad de amar América.
América Europa Europa
América trozo de Europa
Europa Europa: América
Eurasia y África: un beso
del Senegal al Brasil.

Y así todo nace y baila.

América: falo poderoso.
América: cetro incalculable.

América áurea, América abundante:
Milagrosa pesca: un mundo resurrecto. Renacimiento América.

Juveniles saltemos de dicha                  de Santiago y
en las redes de Cristo y Pedro y Tomás
nuestros jóvenes pescadores.

Ecumene: América
América más amor
de inagotable. Carne y numen: América: germen, lumen
es la vida saluta: fortaleza
Pisco y Tequila y ron, licor de caña: América de azúcar
Alegre como una cascada:
piedra segura: hija de la lluvia.

América: Cáliz perdido ganado
de quienes salvaron América para refugio:
hospedaje feraz, locus amœnus,
en el que el pecho se place y es la paz.

América: potencia plácida, paradisíaca landa.
América ayahuasca. América Amazonia.
América de Américas: república.
América del Pacífico, América la nueva.
Atlántida esperada un Atlántico.

América mágica: América flamígera y futura.

Única América
América tres veces: plenitud
del hombre y de la naturaleza.

América: Europa Nueva
Nueva España, Nueva Francia
Nueva Inglaterra, Nueva Ámsterdam,
Nueva Castilla: Perú.

América: completamiento.
Adelantada meta inhallada:
Unión de Europa y de Asia:
País de lo impresionante.
América rodar América
América de roll
América de rock
América industria
América universidad
Y una energía de jazz, un twist...
o el gran canto de un chamán.

                                    América: Perú.
                                    América: España.







© Josemári Recalde (Derechos reservados. Ver Aviso Legal).

Volver a Número 16: Marzo 2010