Juan Pablo Pereira

De La Siega, la enciclopedia libre.




[espero un perfecto...]

Espero un perfecto vacío que supere las letras

y hable del rencor abierto de calles y casas hacia el cielo,

del verano como error, entendiéndolo así

después de haber rodado un par de días sobre el ripio.



Espero que esta rueda estile de su ira

y se plante en sus dos pies, paralizada

después del accidente de escribir

sin saber hacerlo.





isla de francia, índico, 1681

Han bajado por comida y bebida,
hombres iguales
a otros hombres,
desperdicios de tiempo y de hambre

desde un lanchón exhausto,

vomitado a la orilla de esta roca de mierda.

La playa horrenda, tórrida, las ansias de motín

pero nada, sólo sed

en medio del infierno de agua

y pez seco inalcanzables. Buscan con palos y vasijas

algo rapiñable en esta isla gastada

y que maldice, todo el tiempo a todos.

Será el próximo eriazo, pronto va a tomar su sitio.

Muy pronto traerán de vuelta a Europa

un poco de oro y rabia. Pero ahora sólo están a punto

de agarrar el desayuno. Ya lo vieron.



Y el último dodo

espera su muerte, de pie.





[dentro del dentro...]

Dentro del dentro
abrir una ventana es lo posible,
porque uno de sus ápices es guardia,
ése de quien puede que hayas escondido
todo rasgo, como en una foto
donde sólo no aparecen los amigos-
fueron convocados, sólo que era
un tanto tarde -eso no es nuevo,
pero de una u otra forma era también sabio
no tocarlos, si ése era el museo
que mejor los conservaba,
-hacía un frío práctico y durable-
y allí esperan uno tras de uno tras de otro
a que cierres.






© Juan Pablo Pereira (Derechos reservados. Ver Aviso Legal).

Volver a Poesía del fin del mundo: 97 poetas chilenos con vida.