Kent Johnson, "Poesía lírica después de Auschwitz o 'Ponéte la capucha de vuelta'"

De La Siega, la enciclopedia libre.

“La fuerza de custodia debería estar activamente involucrada en lograr condiciones exitosas de explotación de los internos… por la IM (Inteligencia Militar)”. Mayor General Geoffrey Millar, Oficial Comandante de los centros de detención en Irak, en informe de indicaciones políticas internas, Agosto 2003.



QUÉ ONDA, RAMAL, soy un muchacho americano, padre, dos hijos, graduado de la Secundaria Whitman, donde era miembro del Club de Ciencias y del Consejo Estudiantil, luego llegué a ser el oficial electo más joven en la historia del Rotary de mi pueblo, estoy a cargo de la recaudación de recursos, que no ha sido fácil estos últimos años, con esto de la economía y todo, pero seguimos aguantando. Espero que no tomes esto de manera equivocada, porque no quiero herir tu sensibilidad, ni nada de eso, pero voy a ir de frente con vos porque creo que la honestidad es la mejor política: así que te voy a poner una bolsa de plástico puntiaguda en esa cabeza negra y azul que tenés, y voy a parar tu cuerpo encapuchado en una caja de leche, con cables vivos atados a tus manos extendidas, y luego voy a contar hasta diez, árabe freak, brujo, y tal vez baje la perilla, tal vez no, todo depende. Para cuando llegues a IM ya vas a estar blandito y nos dirás dónde están los terroristas.

HOLA AHÍ, HAZAJ, soy una chica americana, ex Vicepresidente del Jóvenes Demócratas de la Secundaria Heartland, y capitana de la Escuadra de Animadoras del Campeonato Regional, que nadie esperó que llegara ni al segundo round, fue alucinante, de repente teníamos nuestras fotos en todos los diarios, si vieras mi cuaderno de recortes. Espero que esto no sea raro ni incómodo para vos y espero que no te importe que vaya directo al grano: pero te voy a coger por el culo con un tubo de luz fluorescente, malandra primitivo, culorroto. Para cuando llegues a IM, estarás blandito y nos dirás dónde están las armas de destrucción masiva.

BIENVENIDO, KAMIL, soy una muchacha americana, diecinueve, embarazada, mi Papá es un alcohólico, pero mi Mamá está en recuperación, tiene su propia guardería que yo voy a tomar a cargo después del Ejército, siempre quise tener mi propio negocio, y me voy a expandir más allá de un sólo local, no estoy pensando en chico. Y porque creo que es importante decir siempre lo que se piensa y no irse por las ramas, quiero que sepas algo: te voy a poner una pistola en la cabeza y te voy a pedir que te hagas la paja recitando el Corán lo más rápido que puedas, salvaje, guacho condenado, y voy a mirar a la cámara con un cigarrillo colgando de mis voluptuosos labios adolescentes, subiendo los pulgares. Para cuando llegues a IM, te habrás ablandado y nos dirás donde están los malvados Baazistas desparecidos.

UN PLACER CONOCERTE, KHAFIF, soy un muchacho americano, ex Rey de la Clase y ahora coach de la Liga Menor y manager asistente en entrenamiento en Wal-Mart, que está proveyendo trabajos y precios bajos para nuestra área deprimida, la cosa ha estado difícil desde que Maytag se fue del pueblo, la vida es dura a veces. Espero que no te moleste mi franqueza, pero creo de verdad que los hombres deben decir lo que piensan, sin dar vueltas, así que éste es el trato: te voy a empujar un consolador en la boca, mientras te arrastrás sobre tus camaradas desnudos y ellos sobre vos y así todos como una pila de gusanos reptando sobre el cuerpo podrido de un Imán muerto – no lloriquees, hijo de puta, o te lo encajo entero, cabeza de toalla, pedazo de mugre pervertido. Para cuando llegues a IM, te habrás ablandado y nos dirás donde están los amigos mafiosos de esos hijos diabólicos de Saddam.

LINDO CONOCERTE, TAWIL, soy una chica soltera, con un grado on-line en Trabajo Social, miembro del Club 700 y del coro de mi iglesia, y estoy totalmente en contra de la evolución, que va en contra de la Santa Biblia, como sabrás, o no, pero ya en el nuevo Irak tendrás mejor oportunidad de saberlo, y así tal vez te salves. Y porque creo que la gente debe siempre decirse la verdad, no importa el credo o la raza, te lo voy a poner simple: te voy a hacer chupar el pito de tu camarada Wafir, hasta hacerlo llegar en tu boca y que te lo tragues, a menos que quieras que te empaquemos en hielo como todos los otros en todos los centros de detención aparte de éste, y después te voy a poner un collar de cuero alrededor del cuello, porque esto viene de arriba, por una larga, larga cadena de comandos, y después le voy a adosar una correa de cuero, y te voy a hacer seguirme por los pasillos de Abu-Ghraib, retorcido como una viruta, llorando en falsetto los nombres de tu esposa vestida-de-carpa y tus hijos parloteando llenos de piojos. Para cuando llegues a IM, ya te habrás ablandado y nos dirás dónde están las fotos y videos de los calabozos de tortura de Saddam… Sabemos que están en algún lado, escondidos en algún lugar profundo, húmedo, trolo babilónico, fan del porno. Y vamos a conseguir lo que queremos y necesitamos, no importa cuán hondo haya que cavar. Mirá a la cámara cuando te hablo, pelotudo, o traigo el perro.

HOLA AHÍ, MADID, Soy un poeta americano, veinteañero, de comienzos o mediados de los treinta, cuarentón a setentón, he colgado poemas en el sitio de los Poetas contra la guerra y en American Poetry Review y Chain, entre otras revistas, y tengo un blog, y me encanta la música árabe, y leo Adorno y Spivak, y soy re-progre, voté a Clinton y Gore, aunque sabía que los habían bombardeado a ustedes un montón también, lamento eso, y sé que vivo bastante bien de los frutos de un imperio moribundo, que incluye lecturas de poesía anti-bélica en el Lincoln Center y en el Proyecto Poesía, con bocaditos y vino y música New World y montones de porro. Y porque nada es simple en este mundo y porque nadie sale ileso, voy a ser completamente cándido con vos: te voy a boxear las orejas con dos libros de poemas, uno de ellos experimental y el otro más del tipo lenguaje llano, ambos de tapa dura y de editoriales académicas importantes, y voy a hacer eso hasta que se te hinche el cerebro al tamaño de una pelota de básquet y te mueras de verdad como el puto león. Nunca vas a llegar al IM, porque así es la cosa; la poesía es dura, y la gente se prende fuego todos los días por su falta. Para cuando te llegue alguna investigación, tus nietos estarán muertos desde hace mil años, y la poesía habitará regiones que aún ni podés empezar a imaginar. Bueno, hicimos lo mejor que pudimos, perdón por no haber conseguido más. .. Quiero que agarres este poema santurrón, lo empapes en ese orinal con petróleo crudo, y te lo empujes bien al fondo de esa garganta implorante y gritona.

Ahora, ponéte la capucha de vuelta.


(*) Traducido del inglés por Leticia El Halli Obeid.




© Kent Johnson y Leticia El Halli Obeid (Derechos reservados. Ver Aviso Legal).

Volver a Selección de "Poesía lírica después de Auschwitz", libro de Kent Johnson.