Kurt Folch Maas

De La Siega, la enciclopedia libre.




Vivo que muerto

la luz
en la luz
se refleja

en el camino sal
que carcome
los cristales
la base

de la piedra
liquen blanco
al borde

en los ángulos
como un árbol

islas de escarcha
bajo radiación
de una estrella

el mar
la piedra
la nube

la taza de té

de qué
nos sirve
ese pasado

cuál es su magia ⎯

un temblor de hojas
partir lejos con miedo:

distancias destiladas
en las vetas de una piedra

de la costa
un bosque
de venas

negras
a través
del aire








Exiliado

una vena
(o una rama)
es el límite

de la forma
de la luz
el viento

en la ventana
tierrales
que se elevan

enrarecen
el abanico
de las montañas

desde allí

se ve
el mar


viento que roza
el agua

nube deshecha

soledad
de respirar








Sin mirar

entre grietas
vienen

tres cosas
simulan
un espejo:

(me demoro
me demoro)

música de galpones
un mar abisal
asciende

la pregunta:

(su respuesta
su apariencia)

superficie
cuerpo
a la luz de

un fósforo
corten

pupila:

música
mecánica






© Kurt Folch Maas (Derechos reservados. Ver Aviso Legal).

Volver a Poesía del fin del mundo: 97 poetas chilenos con vida.