Leo Lobos, "Poema inicial"/ de "Ángeles eléctricos"/ de "Cielos"/ de "Cada día es una invitación".

De La Siega, la enciclopedia libre.


Tabla de contenidos

Poema Inicial

Poema Inicial 1

© Leo Lobos, Poema Inicial 1. Ver Aviso Legal

Poema Inicial 2

© Leo Lobos, Poema Inicial 2. Ver Aviso Legal

Poema Inicial 3

© Leo Lobos, Poema Inicial 3. Ver Aviso Legal



De "Angeles eléctricos"


la semilla


del horizonte

el sol es un óvulo


que no ha sido

fecundado

aún


¿Vendrá el gigante avestruz a

comer

de su mano?






el conducir fue siempre tarea de otros


yo duermo, leo, converso, escribo

miro


la música del auto convierte

el viaje en una película de

esas

que nunca llegamos a ver

pero de la que siempre

escuchamos


algo






Muy de tarde en tarde,

muy de cuando en vez...


las campanas indicaban el fin de la época

del hastío


las niñas y los niños cantaban

canciones de moda


algunos que estaban

allí desde los tiempos antiguos

soñaban

con el vuelo de las águilas


nuevos y viejos

habitaban bajo

el

mismo techo






Un día de longitud


casi impensada

se abre

en esta órbita

la micro es una nave

que nos

mueve en el espacio

algunos hablan de amor

mientras intento dormir

zumban

las

abejas

de

cristal






No quiero sentarme


desde aquí

veo con claridad a las cuadrillas de obreros

caminar rumbo al

templo


en veintitantos mil

millones de años

el sol

se extinguirá

y el poema del mundo

se irá con él







Ángeles eléctricos

Terminado de escribir en Noviembre de 1996, fue presentado el mes de noviembre de 1997 en Opera Bouffe en el Puente Vicente Huidobro, río Mapocho, y editado por L.S. Editorial. Diseño a cargo de Leo Lobos, Luis Alarcón, fotografía Emilio Arnés, música de Guillermo Escudero, Piny Levalle y Claudia Campusano.

Poemas para ser leídos-hablados en público con música nueva y antigua, con luces y oscuridad, con imágenes y sin ellas. El título y parte de este trabajo esta inspirado en letras y música de Gustavo Cerati.






De "Cielos"

"la escritura fue un dibujo trazado entre los apremios
de la persecución"
Rafael Cadenas


En ningún lugar


la tierra es

como era

cada uno

esta

atrapado en

su

propia

catedral






Es un lago de sollozos


coloreados de nuevo

el mar

solo

el mar

es

origen






No se han ido


solo hemos

dejado

de

verlos

no habrá en el

paraíso otra

muerte






Cielos

Dedicado a Francisca Alcalde y Federico Errázuriz,.es conjunto de poemas sueltos, escritos sin continuidad desde 1995 en las comunas de Puente Alto, Maipú, Macul, Santiago de Chile. Presentados en una edición de 50 ejemplares numerados en Clavo Oxidado Art-Restaurant (Providencia-Chile) el 17 de Enero de 1997, con la colaboración en la selección musical del maestro Guillermo Escudero, Alfredo Ancatrio audiovisuales, y Jorge Ugalde producción.






De "Cada día es una invitación"


"el péndulo de la mente oscila entre sentido y sin sentido,
no entre correcto y equivocado"
Carl G. Jung

Eran cuatro

Desesperados

cuatro hambrientos

cuchilleros que salieron a mi paso


era tarde, lo sé

no debí salir,


pero hay días que se alargan

demasiado

hacia raros dominios donde una calle es igual a

otra y simplemente equivocamos el camino -hay

lugares con los cuales, uno debiera contentarse

sólo con soñar-


ahora que recuerdo la escena

fui veloz-rápido como una luz

en la

mañana.






¿pero qué quieren que les diga

exactamente?

Santiago, 1987.


"un pájaro que vuela por el aire,

queda desamparado en el espacio porque la

Tierra gira alrededor del sol a una velocidad

de treinta kilómetros por segundo"

Isaac Asimos


Embriaguez oral

ni miel, ni seda

es de noche

y algo sucede

al otro lado de la tierra.


Vamos a dejarles

a todos

boquiabiertos

pues somos

seres de carne blanda

solitarios

en marcha en todas direcciones

en un bosque

metálico

gris

que crece

desordenada

e incansablemente


como

exiliados de sí mismos






Poseidón


A mi amigo Federico Errázuriz Soza, por la vuelta al día en ochenta mundos.


Poseidón y sus

tiburones de madera

nos persiguen por cubierta

el pakishta

cae al mar


y hago lo mismo


escupo sal por la nariz

tos y más tos

aclaro la visión

y mientras doy gracias

por vivir

recuerdo al cachorro

ladrar

bajo

el agua






El canal pasará


como el Ecuador

bajo nuestros pies descalzos

a la salida del sol

entre una y otra costa

volarás

como si no volaras

como

si no salieras

de aquí


Olvidarás


porque olvidar

es también

maravilloso





Cada día es una invitación

Escrito en Santiago el año 1987 y presentado el 25 de abril de 1997 junto al poema Perdidos en la Habana y a dos textos del poeta Sergio Parra en una edición limitada de diseño, arte e impresión digital de 50 ejemplares únicos, en Clavo Oxidado Art-Restaurant, a veinte días del inicio del aullido inmortal de Allen Ginsberg (1926- 5 abril 1997). Registro Audiovisual Alvaro Espinoza, música Guillermo Escudero, producción de Jorge Ugalde.



© Leo Lobos (Derechos reservados. Ver Aviso Legal)

Volver a Número 6: Noviembre 2005