Marco Solares

De La Siega, la enciclopedia libre.




Marco Solares o del desdoblamiento plástico.

Cuando se le pregunto al poeta y escritor Oscar Wilde sobre El retrato de Dorian Gray -su única novela-, éste comentó: “contiene mucho de mi. Basil Hallward es lo que creo que soy yo; Lord Henry, lo que el mundo piensa de mi; Dorian, lo que me gustaría ser”.

Si bien, Wilde mismo reconoció el contenido autobiográfico en su novela, es un hecho que nunca sabremos a ciencia cierta quien de estos tres personajes mejor representaba al autor de obras como La importancia de llamarse Ernesto o El fantasma de Canterville.

Sin duda, cada ser humano alberga dentro de si, diferentes seres, los cuales viven y conviven en mundos, ideas, fantasías, represiones y valores -algunos de ellos controversiales- que, en su conjunto, conforman no solo su psique sino perfilan el concepto de unicidad de cada ser humano.

Y es que el selfhood o concepto de individualidad ha sido permanentemente desarrollado por artistas de todas las latitudes que responden a eternos cuestionamientos: ¿quien soy? ¿Quien eres?

Y es precisamente lo que Marco Solares toma como bandera. Con estudios profesionales en arte y con una amplia trayectoria plástica, Marco Antonio Solares Pineda (México, 1973) nos muestra en su obra justamente estos planteamientos filosóficos. Con influencia de la obra de Lucian Freud, Stanley Spencer y Robert Morris, Marco Solares nos recuerda que la mirada del artista nunca se hace tan inquisitiva como cuando se trata de retratar en un mismo lienzo a dos seres envueltos en su infinita complejidad.

En su momento, artistas como William Orpen con Myself and Venus (1908), Gunter Brus con Self-portrait (1964) o Anselm Kiefer con I hold All Indians in my Hand (1996), abordaron lo que Solares reclama como constante en su obra: el retrato de la condición humana.

Obras como Botana en tres tiempos u Hombre en su habitación, reflejan lo que en Solares es primario: dejar un testimonio grafico de los avatares de su vida y entorno. Felizmente, no hay en su producción cuestionamiento moral alguno, mucho menos juicios de valor, y es que su reto es mayor: retratar al ser humano por perfecto, punible, idealizado o etéreo que pudiese ser.

El caso de Marco Solares presencia un desdoblamiento plástico de muchos seres que habitan en él. Tal como Louis Stevenson ideo en el Dr Jeckyl y Mr Hyde, un desdoblamiento de personalidad que asume un poderoso valor alegórico, así con Solares tenemos este escenario. Si bien el Dr Jeckyl sabía que su compañero interno era Hyde, habría que preguntarle a Solares quien de todos sus seres es al momento de pintar.



Antonio Morales Aldana
México, D.F., enero, 2009.




Humedades de fondamixta-madera80x50cm, 2005
Aumentar
Humedades de fonda
mixta-madera
80x50cm, 2005


La filosamadera70x50cm, 2006
Aumentar
La filosa
madera
70x50cm, 2006


Ventana a la ciudadóleo-tela70x50cm, 2007
Aumentar
Ventana a la ciudad
óleo-tela
70x50cm, 2007


Hombre en su habitaciónóleo-tela70x50cm, 2006
Aumentar
Hombre en su habitación
óleo-tela
70x50cm, 2006


Botana en tres tiemposóleo-tela120x80cm, 2004
Aumentar
Botana en tres tiempos
óleo-tela
120x80cm, 2004


Celebracióntinta-papel amate40x30cm, 2001
Aumentar
Celebración
tinta-papel amate
40x30cm, 2001


Morbotinta-papel amate40x30cm, 2001
Aumentar
Morbo
tinta-papel amate
40x30cm, 2001


Poematinta-papel amate40x30cm, 2001
Aumentar
Poema
tinta-papel amate
40x30cm, 2001







© Marco Solares (Derechos reservados. Ver Aviso Legal).