Mes: Julio 2009

De La Siega, la enciclopedia libre.

Reinhard Huamán Mori, fragmentos de "Fuego".



el fuego, sus resquicios…
un rescoldo de viento traído por la lluvia.

Recuerdo
aquella misma tarde,
el sol debilitado y sus fragmentos
entre la luz dispersa
y los blancos perfiles de las cosas.

Recuerdo esas ocultas manías
—tu tristísima cabeza de tormenta—,
aquella ausente ternura que golpeaba
como campana
las azules bóvedas del cielo,







Pablo Martín Sánchez, "Etc."



El autor, sin dudarlo un solo instante, dedica el cuento a
Alberto Caturla, que fue quien le dio la idea.


Acto seguido, anota este epígrafe: “Ogni volta che
descrivo una città dico qualcosa di Venezia
”, frase atribuida
a Marco Polo en Le città invisibile, de Italo Calvino.



Tras la dedicatoria (al escritor le gusta dedicar sus cuentos a la gente que quiere o admira) y el epígrafe (en el que siempre evita ser demasiado explícito o ilustrativo), el autor se dispone a escribir el primer párrafo, que pretende empezar de forma contundente o ingeniosa. Sabe que la primera frase de un relato es fundamental, que es algo así como el cebo de la escritura, que debe atrapar al lector y no dejarlo hasta la última línea. Al cabo de un rato se le ocurre algo que le parece relativamente ingenioso. Por supuesto, el escritor (que ha decidido hablar en tercera persona por boca de un narrador omnisciente) no busca la originalidad (faltaría más: ¡es un autor posmoderno!), pero cree que un inicio sorpresivo, incluso en cierto modo provocador, puede venirle bien al relato. Así que la primera frase que escribe consta de una sola y, por así decirlo, ectópica palabra: “Etc.”. (...)


José Manuel Barrios, de "Explanans".



la conquista de la noche /RUSKIN DOLL

RECUPERARÉ LA NOCHE



Los puntos que ilumina tu mirada
no existen todavía.
Yacen muertos.
Son casi tan ilegibles
como las inscripciones en los antebrazos
de muchachos tontos y bellísimos
que se ahogan en su propia ternura.