Número 14 (Vol. 1): Septiembre 2007

De La Siega, la enciclopedia libre.

Narrativa chilena actual: 28 narradores meridionales.

Selección, edición y cuidado de Luis M. Hermoza

Introducción por Ezio Neyra
Narrador
Editor y codirector de la editorial peruana Matalamanga


Cada vez que me he encontrado con autores o con editores sudamericanos, uno de los tantos temas recurrentes ha sido el de lo poco que nos conocemos los unos a los otros. Estamos muy alejados a pesar de nuestra cercanía cultural y geográfica. Salvo por unos cuantos autores, cuyos libros ya sobrepasaron las fronteras de sus países de origen, por lo general es poco lo que sabemos, por ejemplo, los lectores peruanos de los autores chilenos o argentinos o bolivianos. Una más de las paradojas de nuestra Latinoamérica: la cercanía nos aleja.

Felizmente, y ya que el sueño de contar con un mercado editorial y cultural sub-continental sigue pareciendo una quimera, existen iniciativas como las de La Siega, de reunir a más de una veintena de narradores contemporáneos chilenos, que nos abre una ventana a través de la cual poder observar un panorama rico en posibilidades de lectura. Un panorama en donde, como en toda buena literatura, lo humano está presente en cada una de sus páginas.

Desde luego uno se siente abrumado cuando se debe enfrentar a la lectura de tantos textos de narrativa reciente. Mucho más, cuando las referencias previas son escasas, y uno se ve buceando entre letras de autores que no conoce. Esto, claro está, conlleva el riesgo de perdernos entre relatos mal estructurados, entre letras que nos dicen poco. No es el caso de la narrativa chilena reciente, en donde uno va encontrando algunos fragmentos inolvidables, así como a autores a los que de ahora en adelante no se les querrá perder el rastro.

A la luz de las pruebas, queda claro que en los últimos años una gran cantidad de narradores, muchos de ellos con gran nivel, ha hecho su aparición pública. En Perú se dice que a lo mejor el boom de editoriales jóvenes sería la causa que habría ayudado a desencadenar esta enorme cantidad de publicaciones. Cierto o no, lo incuestionable es que se trata de un fenómeno que traspasa nuestras fronteras. Me pregunto qué bicho nos habrá picado, qué es lo que con tanta urgencia deseamos narrar, y hacia dónde nos llevará este deseo.

28 narradores meridionales.

Diego Zúñiga (1987) // Guido Arroyo (1986) // Esteban Catalán (1984) // Pablo Toro (1983) // Emilio Gordillo (1981) // Claudia Apablaza (1978) // Luis Valenzuela Prado (1978) // Mónica A. Ríos (1978) // Carlos Labbé (1977) // Álvaro Bisama (1975) // Roberto Contreras (1975) // Alejandro Zambra (1975) // Nona Fernández (1971) // Alejandra Costamagna (1970) // Andrea Jeftanovic (1970) // Marcelo Leonart (1970) // Lina Meruane (1970) // Jorge Baradit (1969) // Gonzalo León (1968) // Leonardo Boscarin (1967) // Luis López-Aliaga (1967) // Marcelo Simonetti (1966) // Tito Matamala (1963) // Roberto Brodsky (1957) // Pía Barros (1956) // Ramón Díaz Eterovic (1956) // Pedro Lemebel (1955) // Ricardo Gattini (1945)

Agradecimientos

Esta recopilación y selección hubiera sido imposible de llevar acabo sin la invalorable ayuda de Claudia Apablaza, Galo Ghigliotto, Ezio Neyra, Luis López-Aliaga, Montserrat Rojas Corradi, Andrea Jeftanovic, Raúl Silva, y sin la paciencia, fe y confianza que tuvieron para con La Siega. Literatura, arte y cultura todos los que participan en este volumen. Para todos ellos mi eterno agradecimiento.