Posicionamiento ante la situación que viven las mujeres de Ciudad Juárez

De La Siega, la enciclopedia libre.


Juárez, es una ciudad fronteriza que se encuentra en el estado de Chihuahua. Su vecino más cercano es Estados Unidos y uno de sus habitantes la incertidumbre.

Mujeres jóvenes, trabajadoras, de escasos recursos son secuestradas, ultrajadas, mutiladas, asesinadas y abandonadas en medio del desierto, junto a cualquier rio o en un automóvil. Las muertes y las desapariciones se atribuyen a ritos narcosátanicos, prácticas snuff, pornografía, tráfico de personas y órganos.

La tragedia de ésta situación es la impunidad, la indiferencia de las autoridades lo que ocasiona que se sigan perpetrando este tipo de brutalidades. Las autoridades afirman que los delitos pertenecen al ámbito de lo privado cuando en realidad son un problema social, que refleja una sociedad resquebrajada, que esconde la verdadera causa de los delitos.

Niñas y adolescentes entre los ocho y veinticinco años, estudiantes, amas de casa, empleadas de maquila, trabajadoras domésticas, sexo-servidoras son el blanco del crimen desde hace aproximadamente trece años. El número de víctimas asciende a 450 mujeres asesinadas y 600 desaparecidas según cifras de organismos no gubernamentales, asociaciones civiles u organismos internacionales, las cifras de las autoridades reconocen a menos de la mitad de las víctimas.

El fenómeno ha impresionado tanto a la comunidad global que han surgido libros, películas, documentales, obras de teatro, radionovelas, canciones y este pronunciamiento donde La Siega. Revista de literatura, arte y cultura condena recalcitrantemente estos delitos, esta afrenta contra la humanidad y los derechos fundamentales de cualquier ser humano.

Exponemos nuestra indignación sobre la impunidad de la situación. Condenar y presentar nuestra posición suma esfuerzos para enfrentar el crimen organizado y detener el miedo que genera. (mariateresamelendezirigoyen)


Las muertas de Juárez, terrorismo de Estado. // Berenice De La Cruz


"...Y si no te oyen grita, grita fuerte". Obra en un acto para radio-teatro callejero. // Angélica Sánchez