Sebastián Herrera

De La Siega, la enciclopedia libre.




I El útero artificial

ESCENA 1: NEGRO. S/T. LA VIDA AMANECE.



(se escucha el llanto de un recién nacido)


CORTE (1).



ESCENA 2: EXTERIOR. DÍA. 6 A.M. LA CIUDAD AMANECE.

Una paloma cae muerta al suelo. CORTE. La calle está teñida de rojo: la calle es una gran herida: el mundo hiede a herida infecta.

CORTE.

ESCENA 3: INTERIOR METRO. 7.30 A.M. LA GENTE AMANECE.

El metro entra en el túnel. CORTE. Una persona se toma del pasamano. CORTE. Un feto está unido con su madre por el cordón umbilical. CORTE. El metro abre sus puertas. CORTE. La mujer abre las piernas. CORTE. El bebé nace. CORTE. La gente sale del metro. CORTE. El bebé llora. CORTE. La gente mira sus relojes.

CORTE.

ESCENA 4: EXTERIOR. DÍA. 8.30 A.M. EL CENTRO AMANECE.

Un zapato toca el suelo. CORTE. Miles de zapatos tocan el suelo. CORTE. SUBTITULO: El mundo es una gran pisotada.

CORTE.

ESCENA 5: EXTERIOR. DÍA 9 A.M. LA CIUDAD LABERINTICA.

La gente entra en las calles. CORTE. Una rata de laboratorio entra a un laberinto. CORTE. La gente camina por instinto / la vida es un acto reflejo. CORTE. La rata de laboratorio sale del laberinto. CORTE. RACCONTO: Una rata de laboratorio entra por primera vez al laberinto / la rata huele / busca / y sigue su olfato / hasta que encuentra la salida: en la salida hay un trozo de queso / en la salida hay un trozo de queso / en la salida hay un trozo de queso: la rata come el queso. CORTE. La rata de laboratorio entra por segunda vez al laberinto / la rata huele / busca / y sigue su olfato / hasta que encuentra la salida: en la salida hay un trozo de queso / en la salida hay un trozo de queso: la rata come el queso. CORTE. La rata de laboratorio entra por tercera vez al laberinto / la rata huele / busca / y sigue su olfato / hasta que encuentra la salida: en la salida hay un trozo de queso: la rata come el queso. CORTE. La rata de laboratorio entra por cuarta vez al laberinto / la rata huele / busca / y sigue su olfato / hasta que encuentra la salida: no hay queso: la rata vuelve al laberinto (LA IMAGEN RETROCEDE) encuentra la salida: no hay queso: la rata vuelve al laberinto (LA IMAGEN RETROCEDE) no hay queso: la rata vuelve al laberinto (LA IMAGEN RETROCEDE) la rata vuelve al laberinto. CORTE. TÉRMINO DEL RACCONTO. Las personas caminan tristes / algo no han encontrado: la gente entra en las calles. CORTE. Una rata de laboratorio entra a un laberinto. CORTE. La gente camina por instinto/ la vida es un acto reflejo.

CORTE.



(1) Cada CORTE es el pestañeo del ser humano: Los parpados tienen navajas

y un parpadeo / asesina presentes.







Canto II

Recuerdo que intenté caminar por las calles y aferrarme de los brazos de las personas para cantar juntos el coro de esta hermosa canción que es la vida Pero el Río De Sangre De Las Lenguas Muertas me azotaba con sus aguas La ciudad era azotada por este terrible río Y todos permanecíamos con las bocas cerradas intentando no ahogarnos Recuerdo haber visto a personas ser azotadas golpeadas y silenciadas al fondo de estas aguas Mientras sus ojos eran cercenados y reemplazados por burbujas de cristal del mismo río La ciudad entonces era un horrendo naufragio Y cada persona una solitaria isla perdida En este río que no era mar En este río de lenguas secas Muertas Y sin habla

Recuerdo que miré el cielo intentando que los rayos del sol me secaran esta agua muerta Pero entonces un viento feroz cerró mis ojos y los salpicó con agua de este río Y esas pequeñas gotas eran lagrimas negras petrificas que oscurecieron mi vista Dejándome ciego Y mis oídos sólo escuchaban al Río De Sangre De Las Lenguas Muertas golpearme con fuerza Entonces mis tímpanos explotaron Dejándome sordo Lloré de la desesperación pero el río había infectado mis lagrimas Ahora eran negras Y de mi voz sólo salieron gárgaras Y mi coro se perdía entre el ruido que hacían las burbujas dentro de mi boca Las que reflejaban un cielo sin luz Sólo con un enorme reloj que giraba sus manecillas con fuerza enturbiando las frías aguas de este río y haciendo que entrara más agua a mi boca Dejándome mudo Y así me fui desvaneciendo Ciego Sordo Mudo Y quedando mortalmente inconciente

Al despertar no sabía si estaba vivo o muerto Sólo sabía que ser lo uno o lo otro daba exactamente lo mismo Porque estar vivo y ser ciego sordo y mudo era igual a morir

Decidí tenderme y esperar la muerte Pero sentí que me lamían los ojos Entonces vi dos enormes luces Unas luces que se convirtieron en dos monjes Sentí sus enormes lenguas completamente mojadas Sedientas Sabía aunque no podía ver que de ellas salían dos hermosos coros que eran parte de la gran canción que yo buscaba Miré a mi alrededor y vi que estaba en una especie de isla Sin embargo esta isla no estaba dentro del río sino en los márgenes de éste Ellos me miraron a los ojos y sacaron sus lenguas y comenzaron a mostrarme una película sorda y muda Donde veía a muchos monjes entrar en la isla y cantar con sus lenguas al Río De Sangre De Las Lenguas Muertas Y así salvar a más personas y unirlas a este canto En ese minuto supe que me encontraba en la Isla De Las Lenguas Naufragas Entonces estos monjes me mostraron cómo utilizaban sus lenguas Sus lenguas eran cámaras y con ellas hacían una película sobre la ciudad Entonces decidieron proyectar la película Me mostraron un gran telón donde supuse que la proyectarían Pero con sus lenguas habían absorbido toda la rabia Y sus lenguas estaban tan filosas que con ellas comenzaron a hacer un enorme agujero al telón El que pusieron en el centro del río Y pude ver que este gran río no era más que la baba en descomposición de todas las lenguas sin uso Ciegas Y Vendadas con su propio llanto Entonces recuperé totalmente la visión Y entendí que mis ojos también eran mi lengua

Comencé a recorrer la Isla De Las Lenguas Naufragas y a pocos metros encontré dos nuevas luces Luces que se convirtieron en dos nuevos monjes Sentí sus enormes lenguas completamente mojadas Sedientas Sabía aunque no podía oír que de ellas salían dos hermosos coros que eran parte de la gran canción que yo buscaba Entonces vi que comenzaron a succionar agua del Río De Sangre De Las Lenguas Muertas y que la escupían en mis oídos Esto lo Hicieron hasta que logré escuchar silenciosos cantos que pedían auxilio Los oí cada vez con más fuerza Hasta que por fin estos cantos se transformaron en los coros de la canción que yo tanto buscaba Y pude oír que este gran río no era más que el canto sin esperanza de todas las lenguas Sordas Y silenciadas con su propio quejido Entonces recuperé totalmente la audición Y entendí que mis oídos también eran mi lengua

Decidí seguir recorriendo la isla y fue así que encontré una nueva y enorme luz Luz que se convirtió en un nuevo monje Sentí su enorme lengua completamente mojada Sedienta Sabía aunque no podía hablar que de ella salía un hermoso coro que era parte de la gran canción que yo buscaba Entonces vi que comenzó a beber agua del Río De Sangre De Las Lenguas Muertas y que luego abría su boca y sacaba su lengua Pero no sólo salía su lengua Sino que salían muchas lenguas más Entonces su lengua comenzó a acariciar a las otras y poco a poco todas comenzaron una melodía Y este canto era el canto de todas las lenguas Era el canto de todo el río que revivía en su boca Y así hicieron una melodía única de infinitas voces Donde finalmente el único y gran canto era la vida Entonces pude hablar Y no sólo hablar Pude cantar Y así entonamos juntos esta gran melodía Dándome cuenta que entonábamos la canción que yo tanto buscaba Y pude cantar junto a este gran río Mudo Y acallado con su propio aullido Entonces recuperé totalmente el habla Y entendí que mi voz también eran mi lengua

Decidí marchar junto con mis nuevos amigos y así cantar por todas partes nuestra canción Fue entonces que vi a una anciana que bebía a orillas del Río de Sangre De Las Lenguas Muertas La vi ebria y cuando me acerqué sólo me tendió el vaso y me hizo un gesto para que bebiera de él Lo Hice Bebí aquel brebaje y me di cuenta que era agua Entonces le pregunté porqué estaba así Pero sus ojos estaban blancos Su boca cercenada Y sus oídos mutilados Era Ciega Sorda Y muda Entonces un viento enorme silbó y pude escuchar “Estoy ebria de realidad hijo” Y la anciana comenzó a hablar a través del viento “Habrán generaciones que no escribirán la canción con sus lenguas Estará incrustada en sus retinas En sus sentidos Canten hijos Canten sin ojos Sin oídos Sin voz Canten siendo el canto” Entonces decidimos dejar nuestro canto Y entendimos que nuestros cuerpos también eran nuestras lenguas

Al salir de la Isla De Las Lenguas Naufragas no sabíamos si estábamos vivos o muertos Sólo sabíamos que ser lo uno o lo otro daba exactamente lo mismo Porque estar vivo y ser ciego sordo y mudo era igual a vivir




© Sebastián Herrera (Derechos reservados. Ver Aviso Legal).

Volver a Poesía del fin del mundo: 97 poetas chilenos con vida.